Crear vestidor online

Proyecto de vestuario virtual

Los compradores pueden probarse virtualmente prendas de vestir o productos de belleza sin tocar físicamente el propio artículo. La tecnología de realidad aumentada (RA) o de inteligencia artificial (IA) coloca el artículo sobre imágenes en vivo del cliente, para que pueda comprobar la talla, el estilo y el ajuste de un producto que está pensando en comprar.

Un probador virtual permite a los compradores probarse los artículos sin tocarlos. Funciona superponiendo un artículo a una imagen de vídeo en directo del cliente. El comprador puede ver la talla, el estilo y el ajuste de un artículo antes de comprarlo.

Los productos de confección sufrieron un descenso del 43,5% en las ventas al por menor durante la pandemia, el descenso más drástico de todos los sectores. Los cierres mundiales hicieron que los compradores no pudieran adquirir los productos en las tiendas. Incluso cuando esas tiendas volvieron a abrir, la gente dudó en probarse las prendas, preocupada por el riesgo de exposición al virus.

Los probadores virtuales, sin embargo, reducen ese riesgo de forma drástica. Las personas no tocan los artículos que se prueban virtualmente, pero tienen la oportunidad de ver cómo queda el producto en su propio cuerpo.

¿Hay un probador virtual?

Algunos probadores virtuales producen renders en 3D. Los clientes seleccionan su propio peso y altura, y entonces la tecnología crea un maniquí virtual para mostrar el aspecto del producto. Otros permiten a los clientes elegir uno de los diversos modelos humanos con diferentes formas y tamaños.

¿Existe una aplicación para probarse la ropa virtualmente?

Ahora, el minorista lanza una nueva tecnología llamada “Be Your Own Model”, que permite a los compradores utilizar sus propias fotos para ver cómo les queda la ropa, en lugar de elegir uno de los modelos de moda existentes. La tecnología de prueba virtual procede de la adquisición por parte de Walmart en 2021 de la empresa Zeekit.

  Vestidor abierto leroy merlin

¿Qué es el vestuario virtual de fits?

Un probador virtual es un tipo de tecnología que permite a los compradores probarse artículos virtualmente. Los compradores pueden probarse virtualmente prendas de vestir o productos de belleza sin tocar físicamente el artículo.

Documento de investigación sobre el vestuario virtual

Adoptar un probador virtual para el comercio electrónico alivia las preocupaciones de los clientes y, al mismo tiempo, proporciona a las empresas una serie de ventajas competitivas. Descubra cómo las marcas pueden mejorar la satisfacción de los clientes y aumentar las ventas mediante la implementación de una solución única en el nuevo artículo.

Adoptar un probador virtual para el comercio electrónico alivia las preocupaciones de los clientes y proporciona a las empresas una serie de ventajas competitivas. Descubra cómo las marcas pueden mejorar la satisfacción de los clientes y aumentar las ventas implementando una única solución en el nuevo artículo.

Los clientes siempre han temido comprar ropa online porque sus prendas podrían no encajar. Desde principios de la década de 2010, varias empresas han estado trabajando para desarrollar una solución que aborde las preocupaciones de los clientes y, al mismo tiempo, ofrezca una experiencia de compra más atractiva.Con los rápidos avances tecnológicos de la última década, se han materializado soluciones de tallaje innovadoras. Entre las innovaciones se encuentran las herramientas de prueba virtual, que utilizan la realidad aumentada y la inteligencia artificial para recrear la experiencia del vestuario de forma digital.  Además de responder a las preocupaciones de los clientes en materia de tallas, estas soluciones también pueden ayudar a las marcas a cumplir sus objetivos de inclusión y sostenibilidad, al tiempo que impulsan un mayor rendimiento empresarial; no es de extrañar que los probadores virtuales se estén convirtiendo rápidamente en un elemento imprescindible para los minoristas de moda.

  Diseño de vestidores modernos

Código de probador virtual

A medida que la fascinación inicial por el comercio electrónico se desvanece, los minoristas deben encontrar formas de gamificar, personalizar y ofrecer experiencias de compra online realmente memorables. Los correos electrónicos con plantillas, las experiencias básicas en el sitio web y las recomendaciones ya no son suficientes, por lo que los minoristas tienen que considerar qué pueden ofrecer más allá de la media del sector para destacar realmente.

Aquí es donde entran en juego los probadores virtuales: en un momento en que el futuro de la pandemia es aún incierto y amenaza con perturbar el regreso a las tiendas físicas, la capacidad de crear experiencias de probador atractivas para cada comprador supone enormes ventajas para los minoristas. Se prevé que el mercado mundial de probadores virtuales crezca de 3 millones de dólares en 2019 a 6,5 millones en 2025.

– Mejorar las conversiones. A partir de 2017, el 62% de los compradores prefieren comprar en la tienda porque pueden ver, tocar, sentir y probar los artículos. Con los probadores virtuales, los minoristas pueden ayudar a los compradores a determinar la talla, el ajuste y el estilo y equiparlos para tomar decisiones de compra informadas. Además, los minoristas pueden por fin ofrecer experiencias de compra realmente inclusivas y diversas a sus compradores con el uso de modelos virtuales: con los probadores virtuales, los compradores pueden elegir un modelo digital con un tono de piel, una talla y un tipo de cuerpo que les resulte familiar.

Vestuario virtual amazon

Los compradores pueden probarse virtualmente prendas de vestir o productos de belleza sin tocar físicamente el propio artículo. La tecnología de realidad aumentada (RA) o de inteligencia artificial (IA) coloca el artículo sobre imágenes en vivo del cliente, para que pueda comprobar la talla, el estilo y el ajuste de un producto que está pensando en comprar.

  Puertas correderas vestidor

Un probador virtual permite a los compradores probarse los artículos sin tocarlos. Funciona superponiendo un artículo a una imagen de vídeo en directo del cliente. El comprador puede ver la talla, el estilo y el ajuste de un artículo antes de comprarlo.

Los productos de confección sufrieron un descenso del 43,5% en las ventas al por menor durante la pandemia, el descenso más drástico de todos los sectores. Los cierres mundiales hicieron que los compradores no pudieran adquirir los productos en las tiendas. Incluso cuando esas tiendas volvieron a abrir, la gente dudó en probarse las prendas, preocupada por el riesgo de exposición al virus.

Los probadores virtuales, sin embargo, reducen ese riesgo de forma drástica. Las personas no tocan los artículos que se prueban virtualmente, pero tienen la oportunidad de ver cómo queda el producto en su propio cuerpo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad